martes, 29 de septiembre de 2009

Inventados para mí

Me ha vuelto a ocurrir, y lo peor es que no es la segunda, es cuanto menos la tercera vez...
Confío en alguien que se acerca a mí, a mis días, de uno u otro modo, esta vez en forma de esos emails a los que se les puede llamar privados, que se despliegan en los mundos virtuales parecidos a un blog pero que se llaman foros...
Siempre ocurre como de casualidad, como un pasatiempo al azar que une a dos personas en apariencia, desconocidas... Hablo, comento, cuento algunas cosas que bordean la superficie de mi corazón y a las 3 conversaciones descubro que la persona descubierta era alguien inventado. Como suena, alguien que inventa un personaje que se pone en contacto conmigo (de las formas más extrañas y a la vez tan normales) para no sé muy bien qué, pero mintiendo. Fingiendo ser alguien que no existe en la realidad.
Me pasó hace 2 años, creo, cuando aquel y yo nos contamos de todo a lo largo de más de 1 mes... Resultó ser un conocido madrileño, que aun se pregunta por qué lo hizo.
El de esta vez sólo ha durado dos asaltos, pero aunque no me di cuenta en el punto de salida, al menos sí en la 2ª valla a saltar. No es que sea un lince pero algo parece que voy aprendiendo....
Es una lástima, la verdad, ojalá esos personajes inventados, creados para mí, fuesen reales, porque hasta parece que merecen la pena. Lógico por otra parte, todo lo que está en la imaginación es mucho más atractivo que la realidad...

3 comentarios:

Frida la Llorona dijo...

Es Curioso no?...cada vez más la gente se inventa para si, una vida, un personaje que es extremadamente opuesto a quien en realidad es....
Mienten y se mienten...
Porque?... sepa dios....!!!!!! pobreza, estupidez y miseria supongo.
Los mediocres se disfrazan de mentiras, pero debajo sigue el medicre mintiendo, y eso es lo más mediocre que existe.

Un besazo...

E dijo...

Patético.

Nebroa dijo...

Frida, la verdad es que nunca he entendido esas posturas, ni esas ni nunguna que tenga que ver con la mentira hacia el exterior, es que no logro entender para qué, por eso me cuesta comprenderlos...

E, supongo que es una buena palabra para describir ciertas actitudes. La del madrileño aquel resulta que él en la realidad no era así, recuerdas? dios sabe qué nos mueve a veces a hacer determinadas cosas