miércoles, 9 de septiembre de 2009

Donde quiera que estés...


Siempre eres tú el que acude a mi mente cuando suena Serrat cantando para mí en el coche, en casa, en el trabajo, esta canción. Siempre pensé que él la escribió metiéndose en mi pecho y sacando una a una las palabras que se enredaban entre mis recuerdos. Serrat la grabó, como se graban una y otra vez los instantes que me dejaste en los bolsillos...
Y sé que nunca sabrás que la susurro a tu oído cuando suena, ni que mis pensamientos se dirigen a la lejana distancia que nos separa, pero yo te la canto siempre, en silencio y sin parar de gritar...

3 comentarios:

Para dijo...

Ufff Que bonito .....

Mistral dijo...

Preciosa entrada y magnífica canción.
Saludos

Nebroa dijo...

Gracias chicos...yo no puedo parar de escucharla