domingo, 13 de septiembre de 2009

Cuando te clavan una etiqueta en la frente

Dice R que mi deseo y anhelo de tener alguien con quien compartir las horas siempre estará ahí, entre mis sábanas, mi almohada y mis sueños sin comprar. Me lo dice siempre, y lo cree fervientemente. Quizá en el tiempo que nos conocemos, unos 5 años, las visiones que yo le mostré acerca de quién era yo, le han servido para poder poner un inmenso rótulo con luces rojas de neón justo enmedio e mi frente.
Así que ahora, cuando yo misma me custiono si un deseo que nunca se cumplió puede ser relegado del futuro a la nada, lo que él me cuenta no hace más que aterstiguar que si alguna vez estuvo ahí, llenando vacíos, ya no se irá nunca.
Sé que ahora sigo sitiendo, a menudo, la necesidad o deseo de ver que mi soledad no está sola, o que al menos tengo a quién contársela. Ese es mi presente y no negaré la evidencia. Otra cosa es que mi deseo se haya convertido en algo distinto, y aunque tenga los mismos tintes de corazón enloquecido, pueda ser diferente en la base.
Pero y mi futuro? acaso no puede hacerse real que un día no necesite ese corazón doblado y compartido? Por qué no? ha sido así en el pasado, es en el presente (aunque con diversos matices), pero quién me asegura que en el futuro yo haya sido capaz de elegir, escoger o preferir lo contrario?... Funciona la mente, el corazón, los anhelos interiores, como máquinas programadas por y para siempre? Quiero creer que no. Quiero creer que lo único que permanece constante es el cambio...

8 comentarios:

rockdelgo dijo...

Todo esto es bastante profundo...y complicado! yo quiero pensar que el futuro no está ya escrito, que somos nosotros y nuestras circunstancias los que lo iremos construyendo; además, las personas vamos evolucionando con el tiempo, seguro. De programados nada.
Un beso

Frida la Llorona dijo...

Te diría que las palabras nos traicionan...o nosotros mismos, que se yo....lo cierto es que si, afirmo como tu que siempre se acaba como tatuando o estigmatizando lo que uno dice sólo por decirlo.
Es lo que traduzco de tu escrito, que como ya es costumbre hago mio...aunque tal vez esté equivocada en lo que yo entiendo.
Un beso muy solidario.
(jamás dejes de escribir)

Zara dijo...

Mañana podrías sentir cualquier cosa a raíz de lo que vivas hoy y hayas vivido en el pasado, pero lo más normal es que sigas buscando esa mitad... yo he acabado por pensar que es humano huir de la soledad de esa manera... además, quien siente una vez el amor se rinde a sus pies y vive para él el resto de los días, así que no creo que dejes de necesitar un corazón doblado y compartido.

Nebroa dijo...

me gusta que llames pronfudo y complicado a lo que yo cuento rokero! jajaj Y comparto contigo lo de que no estamos programados para ser siempre los mismos. De hecho no soy la que era hace años, por qué no voy a seguir cambiando?

Frida, gracias, por decirme siempre esas cosas bonitas, por trasmitirme lo que piensas, estando deacuerdo con lo que se vierte aquí... Me refería más o menos a eso, a ser 'esclavos' a veces de lo que decimos, salga de dentro o no. Sea convincente o no. Sé que es difícil pero intento cada día no sentar juicios duraderos acerca de los demás, dejando puertas abiertas a la sorpresa... me gusta que también lo hagan conmigo, que para algo vengo reinventándome cada vez que puedo!

Zara, es cierto que una vez que conoces el amor es raro que no te guste vivirlo de nuevo, volver a colarte en sus profundidades. Otra cosa es que tal vez un día, según lo vivido, ese deseo ya no sea el primero, ni el principal y quizá otro día ya no figure entre los deseos, no? No sé, hay personas solas que, ya con mucha edad, te dicen que pudieron tener pareja y eligieron que no... Quizá pueda estar yo entre ellas, no? O no! quién sabe, sólo digo que no me gustan los caminos establecidos, que tenga que ser eso porque una vez lo sentiste así... me maricomprendes?

Zara dijo...

siii, te maricomprendo! jajaj
Tienes razón, puede que un día deje de figurar entre tus deseos, pero eso es un poco triste, no¿?
yo quiero tener y buscar siempre amor!

Nebroa dijo...

Nooo! no tiene por qué ser triste! o sea, de hecho no lo contemplo como algo impuesto, obligado o imperiosamente perseguido, lo de no 'necesitar' amor. No!
Se supone que si un día dejo de tener entre mis deseos compartir mis horas con alguien, será porque o bien recibo amor de otras muchas formas, o bien hay algo que ha llenado tanto mi vida que no necesito compartirla con solo UNA persona para sentir que es un deseo a cumplir...
Me vuelves a maricomprender?

Luna dijo...

Buenas noches.
Despues de una separacion tranquila y amistosa, yo no buscaba el amor para nada.
Vivia tranquila, salia, entraba, pasaba ratos delante la pantalla, y cuando menos lo esperaba, zas! Aparecio en forma de Jose, y hasta hoy de eso va camino de los 8 años el mes que viene.
Eso llevo cambios en mi vida como de vivir en el sur a venirme al norte, y aqui estoy tan ricamente con mis ositos.
Cuando pense que no volveria a compartir armario ni nevera nunca jamas, asi estaba bien.
La vida es sorpresa tras sorpresa...aprovechemos las buenas, las que pueden aportarnos algo nuevo!
Besos
Rosa

Nebroa dijo...

Luna...me alegra tanto leer tu historia una y otra vez, de verdad... Cuando tras la calma puede llegar una tormenta llena de vida, lo inesperado que llega y se cuela sin quererlo ni esperarlo. Me gusta esa parte de la vida, me encanta... Enhorabuena por seguir viviendo ese sueño real