jueves, 6 de agosto de 2009

Siempre yo



Puedes cambiar el suelo que pisas, puedes mirar otro paisaje, podrás abarcar todos los aviones que existen, hasta tocar diferentes nubes en el cielo...

Puedes caminar por carreteras desconocidas, por sendas invisibles en el pasado, y saborera el café de cada uno de los bares que abrirán para ti...

Puedes moverte, cambiarte, alternar horarios y sufrir la sensación climática arriba o abajo...

Pero nunca podrás olvidar quién eres, ni huir de tu mente, ni apartar tu alma de los ojos que te miran desde el espejo

8 comentarios:

Silencios dijo...

Señorita me quito la pamela ante sus letras.

Totalmente de acuerdo contigo chiquitina.

Mis besos sin huir.

José Aguilar dijo...

Huir de uno mismo;
creernos a veces
más nosotros
si acariciamos la piel de otro corazón,
para sin remedio,
sin esperanza a veces
volver a nosostros mismos,
los únicos,
los auténticos y perpetuos
dueños del corazón que nos
permite ser.

Besos de mi para ti, por ser tú.

Vagamundos dijo...

Ciertamente siento disentir en gran medida. En demasiadas ocasiones han sido y he sido olvidado por las conciencias en que confío, y aún así el sueño no ha sido robado ni he solido ver las almas bien reconocidas.

Puede que la única forma de no negárse uno es tener disciplina suficiente como para preguntarse uno quién es todos los días.

cactus girl dijo...

Pero aunque nunca puedas olvidar quién eres, lo que sí puedes es empezar a CAERTE MEJOR y a aceptar tus debilidades y tus lágrimas...

Sundance dijo...

Si no puedes con el enemigo....únete a él!

Besos guapa!

Aida dijo...

Es bueno no olvidar quiénes somos. Creo que es la única forma de no defraudarnos...

Para dijo...

Quizas sea como aquella frase sobre el ojo que no lo es porque lo veas si no porque te ve. Quizas sobrevaloramos ese yo y por eso a veces no vemos nada mas que eso, quizas no lo se, ni yo tampoco.

Tanto quizas, parezco la cancion esa ( eso si que no me lo quite nadie, el reirme de "yo")

Nebroa dijo...

Cactus, ando en ello, en ese caerme mejor, y quererme más, aceptando todas las anas que soy. Hay muchas que aun me cuesta tolerar, pero voy conociéndolas, que es el primer paso para entenderlas y después quererlas...