domingo, 30 de agosto de 2009

¿Puedo crear?


A veces se me olvida esa verdad que comentan los demás, que tengo el futuro en mis manos y que quizá lo que sucede alrededor sea producto de mis pensamientos. Bueno, más que olvidar es que no termino de creérmelo...Es decir, hay quien dice que creamos lo que creemos. Y lo cierto es que yo quiero creerles, pero no estoy convencida del todo.

Empiezo a entender, comprender y aceptar que lo que sí está completamente en mi mano es el poder girar mi percepción acerca de lo que ocurre ahí fuera. Ahora estoy convencida que mi mente me pertenece y puedo revolverla tras saber cómo funciona, para que me haga pensar de uno y otro modo. Y tras eso, sentir una u otra emoción. Creo en la comunión de pensamiento - sentimiento, y me pongo a ello en cada instante, por eso veo que mi vida mejora. No lo que ocurre fuera de los límites de lo que soy, pero sí lo que me ocurre dentro.

Pero he leído y escuchado que todo es energía, que una idea, un simple pensamiento es energia que como tal podrá hacerse materia... El libro de 'El Secreto' no hace más que confirmarlo. Y otros tantos similares. Y pienso: Ojalá fuese verdad.

Pero no sé si es mi pasado tormentoso, el haber creído en otras cosas, el haber sentido que parecía una marioneta, el haber sufrido demasiado por hechos ajenos, no sé si incluso es mi mente la que prefiere no creer en eso para evitar responsabilidades...no lo sé, no sé qué me impide creerlo, pero y si fuese verdad?... Y si algo tan dispar y lejano, tan poco habitual fuese cierto?...

Me gusta divagar, pensar, creer en otras formas de vida, me gusta. Es como ir buscando algo que encaje conmigo, como cuando escuchas una canción por primera vez y se queda para siempre, algo así me pasa con algunas teorías, de repente llegan y se quedan. Otras ni las observo más de 5 minutos, otras me pertenencen un tiempo hasta que dejan de acompañarme por decisión propia... Qué será de ésta? No sé, pero algo me dice que me quedaré con ella más de lo que duran 4 estaciones...

6 comentarios:

Vagamundos dijo...

Te lo confirmo: te la quedarás. Es algo que, posiblemente, en parte siempre hayas creído. Y es algo más tangible de lo que parece. Sobretodo porque explica muchas cosas.

El poder creativo de uno mismo conforma gran parte de nosotros mismos. Incluso desde la perspectiva más gris, la cientifico-biologica, en gran medida se afirma que la creatividad es la respuesta a un problema, el hallazgo de una solución nueva, la búsqueda constante de una adaptación más acorde a nuestra naturaleza.

Puedes crear y creas. Casi no hace falta que te lo plantees si quiera. LLevas haciéndolo toda la vida... y eso es algo que muy poquita gente puede afirmar ;)

Nebroa dijo...

Vagamundos, además de echarte de menos, aprecio enormemente que hayas aparecido respondiendo esta entrada. Fíjate, es de las que más interesantes me resultan a mí, por su contenido, por su apertura a nuevas miras y por lo que está haciendo dentro de mí.
Como dices, quizá lo haya sabido siempre, pero nunca me paré a pensarlo, o quizá preferí situarme en el lado de ohh nooo todo me pasa a mí, por qué? en vez de creer que yo era responsable.
Me gusta pensar que es así, como dices, todo cobra sentido cuando se puede confirmar esta teoría. Sé que es algo difícil de explicar a quién no lo haya oído ni escuchado nunca, la vida pasa dicen los otros, y tú sólo te adaptas, yo he renunciado a creer eso siempre, pero al final en vez de rebeldía, me quedé en parte con el resentimiento.
Ahora que he evolucionado, esa teoría encaja más, está coordinada con lo que ahora soy y quiero ser y necesito 'comprobar' que así es.
Pero hasta ahora lo único que ha ocurrido es que las cosas aparecían, creadas por mí, pero sin yo ser consciente. Funciona igual cuando sí lo eres? eso quiero vivir, eso quiero experimentar, en eso quiero convertirme... en la Ana que es consciente de lo que crea, de lo que acerca, de lo que inventa y experimenta...
nada, que gracias por leer, si es que has llegado hasta aquí, mis desvaríos mentales :)

Amanda dijo...

Nada más nacer los sentidos se van abriendo a lo que hay, un océano inmenso de interpretaciones materializadas.
Una vez comprendido eso y tal vez durante mucho tiempo, uno no sabe que esa inercia que le lleva no es obligatoria.
Luego empieza a saber que puede tomar sus propias riendas y elegir si quiere dejarse llevar por completo, o si en su espacio físico, personal, relacional y social al menos, mandará él ejerciendo de sí mismo y con el objetivo claro; especialmente cuando interactúa con los otros.

"La vida no está esperando en ninguna parte, te está sucediendo..."

Son tus premisas vitales las que llevan el timón de tu vida, consciente o inconscientemente. Conócelas y podrás modificar lo que se interpone en tu estar atorando el conocimiento de tu ser.

Nebroa dijo...

Si conozco lo que me rajo hasta aquí, si analizo mis pautas desde las que miraba el mundo, si las devoro y deshecho lo que no me sirve, podré agrandar mi modo de ver el mundo, pero...también modificar la materia que veo?
Sé que tu respuesta es sí, pero...aun soy una alumna de la última fila

Amanda dijo...

¿Puedes ampliar a qué apunta eso de "modificar la materia que veo"?

Nebroa dijo...

Modificar la materia que veo... Por ejemplo, traer, atraer a mi vida nuevas experiencias. Que todo parezca aliarse para que yo, por ejemplo, pueda viajar con facilidad, para que yo, por ejemplo, pueda trabajar en otra cosa, para que yo, por ejemplo, pueda experimentar el amor, para que yo, por ejemplo, pueda vivir en otra ciudad (sin mendigar), para que yo, por ejemplo...
Mmm...entiendes?