miércoles, 19 de agosto de 2009

Me empujó el dolor para poder llegar hasta aquí
Atravesé abismos de soledad para despertarme hoy
Buceé en mis lágrimas para poder respirar con ganas
Me perdí entre emociones ajenas para encontrar las mías
Me venció la curiosidad para seguir descubriendo quién soy

9 comentarios:

silvo dijo...

Tuviste una enorme fuerza que espero sigas manteniendo Nebroa, un besote

La isla de los unicornios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fiebre dijo...

Me empujó el deseo para llegar hasta aquí.
Atravesé muchas noches de soledad para despertar hoy hambrienta.
Buceé en tu sexo para descubrir que me gustaba el olor más íntimo de mis seres queridos.
No me perdí entre emociones ajenas, porque era tontería. Sólo tú sabes con un dedo..hacerme tocar el cielo.

La curiosidad me vence y me vencerá siempre...

Tengo ganas de ti..Seas el próximo que seas.

Un besico Nebroa. Hacía tiempo, que no nos "palpábamos" entre mis fontaneros y demás.

Verónica dijo...

Para encontrarse antes hay que perderse. O eso dicen algunos. Los que se supone que saben de esto.

Perderse no es malo, no lo es del todo. Eso sí, conviene dejar alguna miguita por el camino, por si, con el tiempo, uno no se encuentra y quiere regresar.

Nunca camino sin alguna en los bolsillos ....

Amanda dijo...

Naciste del dolor y como buena madre te desumbilicó para que lejos de él fueras más tú.

El abismo sólo es el tiempo que se tarda en despertar a la intuitiva evidencia.

Te soñaste sirena anhelando piernas. Al respirar hondo te despertaste caminando y sintiendo aún la sal en las mejillas.

Buscaste tus referencias en las ajenas, y te topaste con la humana necesidad de ser salvados de algo.

Ahora es el instante en que te preguntas si quieres ser fuente o sumidero.

jaytowerr dijo...

Escuché esta frase en una gran película:"A veces hay que dejarse llevar para encontrar algo"

A veces,más de las que creemos es cierto y otras muchas no nos lo permitimos.

Dale duro AnaB

Nebroa dijo...

silvo, la verdad es que agradezco que alguien, venga de donde venga, vea algo de fortaleza en mí. Al llorar tanto o sufrir a mi modo, los demás suelen ver debilidad, cuando a mí me ha costado horrores llegar hasta hoy... Gracias

El comentario suprimido también lo leí. Leí que soy el mejor tesoro dentro de esta búsqueda incesante...así que gracias también

Fiebre, gracias por pasarte por aquí, aun con ferias, fontaneros, pieses y calor. Me gusta, como ya sabes, que sigas con tus palabras párrafos que yo he empezado, me gusta que abras tu corazón aquí.

Verónica, me alegra tu vuelta. No es malo perderse, como dices, porque de ahí siempre surge la búsqueda, viéndonos renovados, o mirando otros aspectos que no conocíamos. Y eso sí, nunca podemos perdernos del todo. Siempre hay un punto al que podemos volver. Con las miguitas :)

Quiero ser fuente. Quiero que algo más surja de dentro Amanda. Aun así sé que en la construcción de esa fuente escondida, quizá aun me quede mucho que tirar por ese sumidero...

Le doy Tower! Autor, como te llamaba mi sobrina que hoy me ha preguntado por ti. Le doy duro, y no creo que las cosas sucedan sin contar conmigo. Sea de manera consciente o inconscciente. Sé en algún lugar de mí, que algo debo contar en mi vida, que no hay destino escrito y que quiero participar en toda la elaboración de mi futuro.

Frida la Llorona dijo...

Sabes que pienso? pienso que hay que echarle muchos ovarios para escribir así...muchos, de los mejores y más fuertes....

Nebroa dijo...

Te lo agradezco Frida, mucho.
He estado viéndote... y en tu cara reflejas toda la fortaleza que llevas dentro. Te lo habrán dicho muchas veces, pero no por eso iba a callarme!!