jueves, 13 de agosto de 2009

Amistad en el lugar inadecuado

Tu pequeña y última historia con ese final que huele a despedida 'que te vaya todo bien', deja ese sabor agridulce contado en los párrafos más socorridos, no recuerdo haber sentido algo parecido desde hacía tiempo, tan directo al corazón, donde causa estragos de alegría por lo que cuentas que querías y espasmos de lágrimas por lo que dices que sentiste.
Aquel día, en el que quizá todos esperaban a otra Ana, la que llegó no estaba preparada, ni adecuada, ni en disposición de tantas personas alrededor. Aquella Ana que viste no tenía ganas de cervezas, ni de música, ni de alrededores llenos de ojos que necesitan reir, de hecho van allí para reir. Esa Ana de aquel día tenía el alma un poco perdida, no sabía muy bien qué hacía en ese lugar y se dejó llevar por el impulso de unos planes ya establecidos. Se vio pisando aquella tierra y con ganas de refugio. Lo que otras veces hubiese sido algo parecido a un paraíso donde conviven las risas, los abrazos, los chistes y el alcohol, fue ese día, para ella, un infierno de voces del que querer escapar para estar entre los que más conoce. Así que se sentó a un lado, se rodeó de los de siempre, sus hermanos, de los de sangre, y se escondió de los demás. Porque además, estos 'demás' no conocen ni quieren conocer a esa Ana, prefieren a la que conocían de antes, la que ofrecía otra cara y con la que puedes reirte un poco.

Tú estabas entre ellos, entre toda esa gente con ojos vivos ávidos de historias que luego relatar donde siempre. Y sentado en aquel taburete, donde puse mi brazo sobre ti, quise expresarte que vinieses conmigo a otro lugar, a otro día, a otro momento, en el que poder tomar un café, relajados, sin ruidos, para poder hablar exactamente de lo mismo que me dices que necesitabas expresar... Pero fui yo la que no quiso robarte ese rato, molestar tu tiempo dedicado a conocer y reir, para hablarte de mi mundo y querer escuchar el tuyo.

No es que "no todo pasa como uno quiere o piensa, porque el resto del mundo tiene sus ideas y opiniones, y no tienen por qué coincidir con las de uno". Esa vez no fue como relatas. Coincidíamos en el deseo, pero no estábamos en el lugar adecuado... Tal vez el hecho de que no hablásemos antes de ese día produjo el malentendido. Yo quería, tú querías y ninguno nos lo dijimos. Recuérdame que nunca opte por el silencio cuando quiera contarle a alguien que necesito una horita a su lado.

Es tu última historia, pero ésta es mi penúltima, porque, sinceramente, espero que nunca haya un último diálogo entre tú y yo.

7 comentarios:

rockdelgo dijo...

Es jodido eso de quedarte, al día siguiente, cuando ya nada vale, con la sensación de no haber dado ese paso que hubiera podido cambiar las cosas. siempre queda la duda...
una vez leí una frase, y no sé donde, pero se me quedó: "ante la duda, cojones"
Un beso

Desilusionista dijo...

Nunca se sabe. A lo mejor no era el momento, y si hubiéseis podido ir a tomar un café, te habrías sentido un poco más perdida al ver que alguien a quién creías capaz de animarte no lo es, por mucho que lo intente.
O tal vez.
Sea como sea, me gusta la idea del amigo rockdelgo.
Un beso

Nebroa dijo...

Sí rockero, siempre intento seguir ese lema, o algo parecido, no quedarme con nada y soltarlo todo. Ese día no lo hice pensando más bien en el otro, así que probablemente fue un error, lo tendré en cuenta la próxima vez que lo vea, porque sé que habrá próxima vez!

Mago, no sé si yo pretendía que me animase si ese café o cerveza a solas hubiese sido real, él lo hubiera intentado, sin duda, pero sé que poco a poco ha entendido que no es necesario que me empujen para que sonría, las sonrisas me salen si estoy agustito! Cuando busco a este amigo no busco que me anime, busco, como casi siempre, compartir algo, escuchar a doble voz

paolo futre dijo...

seguro que la próxima no la dejais escapar

Luna dijo...

Buenos dias.
Hay algo que sigo a rajatabla desde siempre, y es no quedarme jamas con la duda que hubiera pasado por no hacer algo...
Que las cosas salen mal, es una posibilidad, pero tambien esta la otra, que sea lo que tu querias.
Prefiero el error a la duda.
Besos.
Rosa
Pd:Me he equivocado muchas veces en la vida, pero no tengo dudas sobre mi pasado

I came dijo...

yo sólo dejo una pregunta en el aire....te ha fallado alguna vez?no sé de que va el tema, no conozco a la persona, no sé de lugares ni de amigos ni de lo que dices...o quizás sí...pero en fin...mi opinión no cuenta y sólo es un presentimiento el pensar que sí te ha fallado antes. Quizás eas mejor quedar con la duda que saber a ciencia cierta que estarás otras ciento de entradas con lamentos y tristeza en el corazón.

No le busques sentido a esto, quizás no lo tenga...

Nebroa dijo...

Futre, por mi parte lo intentaré, y pondré más fuerza que de costumbre, que entre unos y otros, la casa sin barrer, en este caso el alma, y prefiero mantenerla limpia! :)

Qué gusto da leerte así Luna, con ese 'prefiero el error a la duda', yo también, siempre! Y lo de mirar atrás y saber que 'no te arrepientes de nada', es decir que todo lo que estuvo en tu mano intentaste alcanzarlo...eso es de las mejores cosas que se pueden decir, pase el tiempo que pase, tengas la edad que tengas y pases por lo que estés pasando!

Came, no, me han fallado otros, alguno que otro sí, pero éste no. Él no es como los demás, es decir, no es vacío, ni alejado, es cercano y fíjate, siempre tengo la sensación de que yo no le doy lo suficiente, que si alguien puede decir esa frase que dices, sería él, no yo. Él siempre ha estado ahí...
Y a qué te refieres con 'quizá sea mejor quedarse con la duda que andar con más entradas de lamentos...'? Vale, valeee, que no le doy vueltas, okiiii!!
Muaaaa! Te echaba de menos!