domingo, 19 de julio de 2009

Tumbada entre los deseos


Me siento cansada, abatida por la carrera. Remontaré mi vuelo, lo sé, mañana, o quizá esta misma noche. Pero ahora mismo, en este presente, en este instante que ya es pasado, estoy agotada. De luchar, de pensar. No encuentro la parte de mí que jamás duerme. Esa luz que nunca se apaga dentro de la cueva. Esa Ana que me da aliento cuando todo es oscuro.

Anhelo unos brazos en los que descansar, cerrar los ojos, dejarme caer. Que todo el peso que logré reunir en mis años pudiera desvanecerse en el costado de alguien que aun es invisible.

Me gustaría que alguien tocase mi pelo, acariciase mi mejilla, me dijera que todo saldrá bien. Esa voz a la que le abriría las puertas de par en par. Abrir el corazón blindado.

Me cuesta expresar lo que escribo. Porque siempre me juzgo cuando necesito a alguien, sigo escribiendo sentencias no favorables cuando dejo hablar a la niña que habita en mí, no me gusta su necesidad. Me gustaría no anhelar un beso, ni un abrazo. Aun le pongo la mano en la boca, tapando ese deseo en unos labios sin usar. Pero esa es mi verdad esta tarde. Echo de menos el amor. Siento nostalgia de lo que jamás sucedió, odio a Sabina por haber cantado lo que yo me empeño en esconder... No estás, la casa está vacía, tengo frío al sudar, y la cama es tan ancha que me pierdo en ella... Ven, aunque sólo sea un instante irreal, a mentirme diciéndome que todo está bien.

29 comentarios:

silvo dijo...

Claro que remontarás, eres más optimista ahora, el nombre del blog lo dice, caminamos entre montañas, valle-alto-valle, Todo está bien y no te miento, un beso y un abrazo Nebroa

rockdelgo dijo...

Cada día puede ser el último, cada minuto y segundo son oro puro... apúralos. En esta vida puedes elegir dos aceras, la alegre y la triste, y como empieces a caminar por la triste la cosa está jodida porque es difícil cruzar la calle; busca un paso de peatones y cambia ya al lado de lo positivo, el lado de valorar los pequeños-grandes detalles de cada día (que son muchos). Desde la acera de la alegría puedes entrar a edificios que anhelas con más facilidad, de un solo paso. Desde la otra, los verás desde lejos y no poder alcanzarlos te hará mal.
Comprendo que este rollo es como para mandarme a tomar por c...!!!
Un saludo!!

Aida dijo...

Sabina siempre canta verdades, aunque fastidie ;)
Por si te consuela, te diré que a mí también me pasa a veces. Y, por supuesto, también intento esconderlo. Unas veces lo consigo y otras no. Pero al final me voy a dormir y al día siguiente voy viendo las cosas de otro color...
Hay que acabar aceptando las cosas como son, al menos de momento...
Un beso

rockdelgo dijo...

Lo de Aida es una gran verdad; siempre, tras la noche, amanece. Y tras la tormenta viene la calma y huele genial!! porque siempre nos quedará algo bueno, muy bueno y buenisísimo!!

Helena dijo...

Hace muchos años lei que la felicidad y la desgracia no tienen puertas, nosotros mismos las llevamos a cuestas. Ana, remontaras porque es tu destino, solo tienes que mirarte al espejo y ver lo que muchos vemos. Si no te gusta una situacion,cambiala!. El pasado no se puede cambiar, el futuro no existe, no te pierdas el presente porque es lo unico que tienes...y no te metas prisas, ni te pongas metas, no te compares con nadie porque eres unica y preciosa. Y quierete mucho, lo demas vendra solo tranquila, porque vendra. Un besazo de los gordos. Muak

Daeddalus dijo...

Me gustaría decirte lo mismo que te dicen en los anteriores comentarios, que siempre sale el sol hasta tras las noches más oscuras, y probablemente sea cierto. Pero hay demasiados días en los que a mí me cuesta creerlo.

Velda Rae dijo...

La vida es una montaña rusa. Cuando estás abajo, sólo queda esperar a que vuelva s subir.

Silencios dijo...

Deberíamos ser conscientes que tenemos algunos días que no sale el sol, pero afortunadamente son los menos chiquitina.
Sabina jamás me gusto, no sabría decirte porque o sí, que sé yo.
Por cierto te expresas mejor que muchos escritores súper famosos que alardeando de un gran léxico al final no dicen nada.

Mis besos

José Aguilar dijo...

Me sumo a Silencios en su referncia al léxico sin contenido de muchos escritores. Alguien que como tú expresa tantas emociones, no está sola, ni lo estará nunca. Y además está mejor preparada que otras personas para reconocer el amor verdadero. Nadie puede expresar emoción si no la conoce ni la siente.

Besos desde el espejo.

Fiebre dijo...

¿Qué quieres que te diga mi niña?

Todos los buenos deseos de los que te queremos bien (aunque reconfortantes), no sirven de nada si es tu cuerpo casi tanto como tu alma, el que se quema en soledad pidiendo compañía.
Una compañía que podrías tener chascando un dedo y has desechado por efímera y vacía.
No es fácil Nebroa, no es fácil encontrar esa curva de ese cuello que tu quieres para apoyar ahí tu nariz, tu mejilla, besarlo y no desear moverte en la vida.
Pero no desistas. O "eso" o nada.
De la otra forma seguirás siendo una mujer "a medias" (como tú lo ves, yo no lo veo así me considero completa)...y encima VENDIDA.
Te quiero enana.

jaytowerr dijo...

Yo no voy a usar frases hechs contigo AnaB.Pero donde y cuando sea que me necesites,sabes donde encontrarme.Y todos necesitamos besos y abrazos,ya llegarán,los míos son tuyos cuando los quieras...

Quetzalli dijo...

Solo demuestrs sinceridad y humanidad, no somos infalibbles, no somos incansables, no somos para estar solos.
El amor es una necesidad para todos, y en el silencio donde nuestra alma habla mas fuerte que la inteligencia, que la eficiencia, que los retos nos encontramos necesitados de amor.

Lo bueno es que seguramente lo encontraras y sin duda este tan cerca de ti que habras de mirarlo y abrazarlo y entrara a colorear aun mas tu vida y tu ser.

Digo aun mas porque ya de por si eres bella y llena de luz y color.

Bueno ese es mi deseo para ti

quetzalli

Nebroa dijo...

Gracias silvo, me gustan las mentiras que no lo parecen :D

Nebroa dijo...

jaja, rockero, no es para mandarte a tomar por culo, al menos se nota sinceridad y ganas de que sonría, es cierto que una vez que te instalas en este lado es muy difícil cruzar, y todo requiere más esfuerzo, pero cuando, como tú dices, me instalé aquí, no era consciente de nada, de lo que hacía, ni de que había algín sitio mejor para situarse, llegué... y luego me tocó salir cuando me di cuenta de dónde había llegado...
Así que bueno, poco a poco llegaré donde estás tú, porque desde aquí todo parece inalcanzable, sí

Nebroa dijo...

Aida, desdeluego, no nos queda otra opción, de momento, mientras esto funcione así, de una manera que a veces no nos gusta, aceptarlo, y continuar viviendo. Cuando no podemos controlar lo que nos sucede, qué otra opción es mejor que tomarlo con tranquilidad? Lo malo es que yo siempre me revelo contra las cosas que no puedo controlar!

Nebroa dijo...

rockero, hola de nuevo...mmm...cómo sabes eso? cómo sabes que SIEMPRE sale el sol? Hay gente que...bueno, y los que se suicidan?

Nebroa dijo...

Helena... respecto a quererme, a verme única, voy trabajando en ello, pero cómo sabes que la vida devuelve o regala lo que necesitamos? A veces, parece que no, hay personas que mueren sin haber conseguido aquello que querían, no?...

Daed, hoy nos ha pillado con las gafas puestas, no? las oscuras...No sé, yo ultimamente no lo veo nada claro.

Nebroa dijo...

Velda, puede que alguna vez la montaña rusa se rompa y te quedes todo el tiempo abajo?!? Dios mío! arréglalaaaaaaaaaaaaa!

Nebroa dijo...

Ohhhh! mi jefe llegó! aleee, ya seguiré!
Qué desastre! Los que tenemos un blog no deberíamos currar! :p

rockdelgo dijo...

Para el que se suicida está claro que no sale más el sol, a no ser que podamos reencarnarnos!
Lo del suicidio lo veo una pena; si alguien está en un punto de no retorno, al límite, no te mates; si hace falta te vas a vivir a los pies del Aconcagua, cambia de vida de forma radical, pero no la cortes por lo "insano". El mundo es enorme, y puede ser que en un momento dado nos encontremos deshubicados... pues cambia de sitio y comienza de cero. creo yo, vamos.

Nebroa dijo...

Silencios, hola! jeje, no te gusta Sabina? estàs fatal! pero mira, al menos hemos encontrado algo que nos aleja! que todo eran cercanías, no?
Soy consciente de todos mis días grises, y espero que lleguen los otros, de momento sólo aparecen horas sueltas, pero algo es algo, con eso sigo tirando...

Jose, cada día me gustan mucho más tus comentarios, y verte por aquí...ya ves. Gracias

Nebroa dijo...

Fiebre, yo no sé si tú lo haces a conciencia o no, pero cada vez que escribes, destaca tu idea en mi mente por encima de las demás que tengo. Eso que dices es justo lo que hago, no querer minucias ni pequeñeces, que ya he pasado por ahí y ciertamente, no lo quiero. Busco, espero ese cuello en el que dejarme llevar, si no lo encuentro, pues nada, aquí seguiré. No me siento tan completa como tú en la soledad, pero tampoco me convierto en una mitad. Digamos que el 85%!? jaja sí, eso es, pero confío plenamente en mí, hoy sí, un día no sentiré que me falta esa parte para estar mejor. Sé que me entiendes, aunque mis palabras estén amontonadas. Guapa, pijo!!!

Nebroa dijo...

Tower, el abrazo y el beso que espero ya sabes cuál es. No puedes decirme asíN a la ligera que los tuyos son míoooosss! :p Mua, muy grande

cactus girl dijo...

Estoy con Rock, a grandes males, grandes remedios...Y lo del suicidio ni es un remedio ni cura ningú mal, desde luego.Parece que los cura todos, pero justamente en esa mentira reside su espejismo.

A lo mejor se puede apreovechar toda esa rabia y escribir un libro.

O dejarlo todo y salir de este "mundo tan injusto" a otro más justo donde puedas poner un granito de arena con tu presencia: no sé, de profesora en Etiopía, por ejemplo.

Cualquier cosa antes de seguir con esa espiral dañina en la que te encuentras y, muy sola, por lo que veo.

Todos entramos aquí, te decimos algo, pero creo sinceramente que ninguno te ayudamos, más bien al contrario. Te pasamos la mano por la cabeza.

Ójala alguien tenga huevos de acercarse a Murcia, darte una manotá en la cabeza, ponerte otras gafas y que te lleve de la mano y te enseñe todo lo que le puedes dar a la vida y viceversa.

Perdona por estas palabras.

Un beso

cactus girl dijo...

Ah, y no te creas que no sé de lo que hablo. Que de tu vida no sé mucho y no sé lo que te ha llevado a estar así. Pero de la mía sí se un rato.

Besos otra vez

Nebroa dijo...

Quetzalli, suena bien todo eso que dices...ojalá algún día sea real. Sabes? siempre he escondido, incluso a mí misma, ese deseo de compartir algunos días de mi vida. Pensaba que quizá era la única que necesitaba el amor. La mayoría de la gente también lo hace, lo esconde. Creo que no esoty sola en esto...más de uno nos sentimos débiles por decir que nos gustaría andar acompañados

Nebroa dijo...

Rockero, no decía que el suicidio fuese una solución! un día contaré cuando me suicidé yo!! a lo que me refería es a lo de 'siempre sale el sol'. Supongo que para los que deciden eso, no sale precisamente el sol y sí la sangre.
Estoy contigo en que hay millones de pasos a seguir antes que ese paso hacia el final. Lo sé y comparto lo que dices
Entindes a qué me refería?

Nebroa dijo...

Cactus, ese 'perdona por estas palabras' está fuera de lugar! me gustan las cosas así, claras, lo que piensa cada uno, aunque a veces me puedan doler, o me deje dañar, o me molesten en ese preciso instante. Me gusta la verdad de cada uno...
Sé que puedo, lo sé, y lo conseguiré, y sé que debo ponerme a hacer algo. Pero algo material? cambiar de trabajo? de ciudad? de amigos? o algo interior? No lo sé, sabes? sinceramente no lo sé. Creo que donde quiera que vaya, donde quiera que mueva mi cuerpo, me arrastraré a todos sitios. Quizá si hay algo que cambia dentro, en cualquier sitio podría ser feliz, o sentirme así, que es la cuestión... En eso estoy... Queriendo creer que sola puedo conseguirlo, sin que tenga que venir esa mano a llevarme. Pero a veces sí que creo que la necesito...

Fiebre dijo...

Escucha a Cactus, sabe de lo que habla, lo sé de buena tinta.

Y esa manotá... creo que va a ser la mía en cuantico pueda, que me ha pillao una época muy mala.