miércoles, 15 de julio de 2009

No hay palabras en el desván
No hay letras que enlazar
No hay nada

8 comentarios:

Daeddalus dijo...

¿No hay nada? No, estás tú... y yo, y toda la gente que te quiere...

José Aguilar dijo...

No hay nada que enlazar, a lo mejor, nada qué escribir, porque todo vive en el corazón y no siempre apetece exponerlo al sol.

Hay mucho que sentir, hay mucho que esperar, mucho tiempo por delante para vivir.

Aquí estaré esperando tu luz.

El Buscador de Miradas dijo...

El silencio también es necesario, para escucharse a uno mismo, para pensar con claridad.

Eso sí, como vuelvas a retomar la orilla del dolor, me vas a oír.

Un abrazo de esos que te gustan.

Silencios dijo...

Si tienes palabras en el desván, Si palabras que enlazar, lo mires del revés o del derecho, estas TÚ y tienes tanto que ofrecer y que recibir, tanto chiquitina.
Un secreto, soy un pelin egoísta y no quiero perderme nada de nada.

Besazos

febade dijo...

Hola Nebroa.

Hubiera cambiado el orden de estas dos entradas, en la primera tienes la respuesta.

Un abrazo

Nebroa dijo...

Daed...a veces te miras, miras afuera y no ves nada. Hasta que logras apartar las nubes

José, gracias por tus palabras, alivia, en tus dedos, lo de que 'no hay nada que enlazar, que todo habita en el corazón'. Hace la vida más liviana
Gracias por confiar en que un día habrá luz en mí...

Busca, no me presioneees! jaja... En serio, es cierto que a veces, aunque lo olvide, necesito el silencio, para escucharme de verdad, y no esatar rodeada de palabras, que cuando son abundantes, sólo lían más lo que llevo dentro.

Silencios, sé que tengo muchas cosas dentro, a veces creo que explotaré porque no me caben...sólo que intuyo que tengo que poner cierto orden para que no salgan como un terremoto :)

febade, gracias por estar por aquí, en la otra entrada más ;)

Quetzalli dijo...

Y de la aparente nada resuges para crear de nuevo y en el camino cundo voltees veras que la nada jamas existio solo fue un alto en el camino.

Un beso

quetzalli

Nebroa dijo...

No quiero pararme tan a menudo Quet