domingo, 26 de julio de 2009

Melancolía

Pedí sorpresas este fin de semana, el viernes, cuando aun no había asomado el descanso a mis horas. Pedí algo bueno, pedí ilusión...pedí poder disfrutar de dos días, con boda, con ajetreos, con sobrinas, con mi santo de por medio. Pedí.
Ayer, en la boda, estaba Pedro. Sí, el mismo con el que mantuve una relación que desencadenó mi depresión del pasado. El que me mintió. El que jugó conmigo, o al que dejé jugar. El que me incitó al suicidio, el que me iba a admirar si eso ocurría. Allí estaba él. Esa fue la sorpresa.
Pude decirle gracias, por dejarme. Gracias por dejar libre mi vida para poder remontar.
No creo que haya remontado, como él lo entendió. Pero fui a otro lugar después de aquella relación. No sé si es mejor, peor, o sólo diferente. Pero pude decírselo.
Esa fue la sorpresa de este fin de semana.
También ha habido otra. Aunque de menor influencia, pero sorpresa. Hoy, este día, en el que aun sin quererlo, espero sentirme querida, notar o percibir el calor humano de los que me rodean, al menos, en la forma de un 'felicidades'...Bueno, no han sonado de labios que esperaba. De varios pares de bocas. Sé que no es bueno ni adecuado pensar así, y también me castigo por eso, así que ya tenemos dos males, la pena de no escuchar esas palabras, y el enfado personal por querer escucharlas.
Sé que nada importa, que todo se olvida, todo pasa, todo lo que sucede va quedando atrás. Sé que no es trascendente... que da igual lo que piense, y cómo me sienta. Todo se mueve, el mundo sigue viviendo... qué más dan mis ideas?... Hoy sé que soy pequeñisima, sé que no he encontrado mi lugar, sé que quizá ya no tenga arreglo nada de lo que siento, sé que estoy condenada al vacío.
Y mañana? mañana atravesaré de nuevo mi pequeño mundo de cristal, en el que, a pesar de poder mirarlo todo desde él, yo no veré nada. Como siempre.

2 comentarios:

Para dijo...

Pues desde este lejano rincon del tiempo y espacio, solo puedo mandarte un abrazo, un FELICIDADES y una contestacion a tu pregunta retorica de "que mas dan mis ideas?" ninguna idea da igual y las tuyas tampoco si no fuera asi, no estariamos todos aqui. ;)

José Aguilar dijo...

Me sumo al comentario anterior. Te felicito en todas las direcciones, por todos los motivos que confluyan, pero sobre todo por vestirte por fuera con la piel del corazón, por hacer de la sinceridad un camino. Siempre sabrás por donde andas.

La teoría es muy fácil de exponer. La práctica es otra cuestión. No obstante, creo ver en el lado del espejo donde habitas, muchos rasgos conocidos y sé que sabes lo inmensamente rica que eres en cualidades excepcionales. Tal vez sea hora de empezar a invertirlas en procurarte felicidad.

Besos desde el otro lado.