jueves, 2 de julio de 2009

Idea fugaz II

Me ahogan las cuerdas, me asfixio al mirarme, quiero tantas cosas...
Miro las ausencias, no enfoco lo que me pertenece
Quiero vacaciones de tristeza, quiero fugarme contigo donde ni siquiera nos conozcamos
Reinvéntate, siéntate, muévete...
No me dejes morir como hasta ahora

5 comentarios:

Tordon dijo...

Con esas ideas tan fugaces como brillantes,¿cómo no vamos a escucharte?:
¡Somos todo oídos!

Bss

Vagamundos dijo...

"Fugarse donde no nos conozcamos"... bien para dejar de sentir o para sentirlo otra vez todo nuevo.

Bonita frase ;)

Me gusta esta orilla y, quizás en un pequeño atrevimiento, te he enlazado en mi blog. Espero que te guste la otra orilla, la mia, y queden intercambiados los enlaces.

labuenaorilla@blogomundo.com

Nos seguimos leyendo.

Saludos!

Nebroa dijo...

tordon, el tamaño de los oídos en los que te convertirás, serán de la proporción de la mano del movil tactil!? Mua

VagaBundo! Bienvenido! qué alegría saber que existes, esa otra orilla, la del otro lado del río, donde las cosas huelen mejor... Iré a visitarte, espero que a menudo... un besi!

Fiebre dijo...

(sic)
Quiero vacaciones de tristeza, quiero fugarme contigo donde ni siquiera nos conozcamos.

Me recuerda a algo que escribí una vez, en el blog de mi añorada Capitana:
"Piérdete en mi soledad, y huye conmigo de ti"

Nebroa dijo...

Fiebre, esa frase tuya, va directa a mi archivo de palabras para recordar, encontradas por aquí. Me encanta, como tú!