sábado, 4 de julio de 2009

Hasta aquí

Quizá espero demasiado del mañana y poco del hoy, quizá tanto pasado envuelto en mi piel no me deja limpiar mis ojos de polvo para apreciar lo que me rodea. Sé que me equivoco, y que así no funciona, así no son las reglas...Lo sé, pero no puedo evitarlo, de momento.
Miro por la ventana del salón, el sol me mira y deja de brillar, se apaga, como si lo que tuviese que ofrecerme fuese lo mismo de siempre, y por tanto, prefiriese volverse oscuro.
Yo quiero vivir aquí, hoy, ahora, pero no sé hacerlo, al menos no sé hacerlo mejor.
Me miro al espejo, en los cristales de las tiendas donde compro prendas que me taparán, me miro en los ojos de los demás, pero no me encuentro en ningún sitio. Me veo, pero sólo veo lo que fui, ni rastro de lo que soy. Por eso siempre me imagino mañana, ¿igual que hoy? o tal vez no estaré aquí para contármelo?
Me agota la sensación de esperar, esperar que vengas, que alguien diga que sí. Me agota mirarme a través de las vidas de los demás, poniendo como filtro lo que ellos tienen y lo que a mí me falta...Eso soy yo, y le llamo 'eso' porque es algo abstracto, sin forma, que no termina de gustarme.
Qué estaré esperando? que venga del cielo un rayo a partirme en dos? si ya sé que eso no existe, que eso no vendrá, si mi pasado y experiencia me dicen cada día que nada nuevo ocurre, que todo es igual, que no hay nada nuevo para mí, cómo es que aun quedan rincones donde sueño escondida que algo mejorará?... Y además voy y me enfado con esta parte de mí que aun sueña con mejores despertares...
Así que no me veo en el hoy, no me gusta lo que me trajo la vida, lo sentí todo con tal intensidad que sufrí más que reí, no me gusta la Ana que se esconde a soñar con cosas mejores... Entonces, qué soy? qué me gusta? hasta dónde he llegado? para qué?...
Sé lo que está bien, lo que debería hacer, lo que dicen que resulta, lo que trae buenas experiencias...quererme hasta llegar a amarme, pero entonces, dios, todo lo que he hecho, para sentirme hoy así, es que no ha servido de nada?...Tanto me he equivocado? Hay veces en las que creo que lo he conseguido, pero...mírame, no aprece ser cierto. Qué hago?
He observado quién soy, los errores que cometo, he visto a m i ego pasearse por mi almohada por las noches, sé cuando viene a visitarme, he aceptado compartir mis ratos con amigos, he caminado buscando nuevos amaneceres...qué hago mal? qué hago? Salgo? entro? hablo? me muero aquí mismo? No lo sé...
Yo quería SER, y estar bien SIENDO, pero no lo soy...Y no sé por dónde empezar, o por dónde continuar?... Este es un instante en el que no sé nada

1 comentario:

Espera a la primavera, B... dijo...

Tal vez esperar a que ocurra algo que nos cambie la suerte sea sentarse y no hacer nada. Y eso es desesperante

Pero esperar a cambiar sin hacer nada es todavía más desesperante. Mientras estés en ese círculo vicioso "No hago nada para cambiar pero joder no pasa nada que me haga cambiar".

Creo que eres inteligente, Ana. De hecho eres tan inteligente que sabes que si te pones serás capaz de cambiar las cosas, pero hay algo que te lo impide. Encontrar eso que te impide cambiar es importante. Diría que es miedo a si consigues ser feliz poder perder esa felicidad. "Es decir, si nunca soy feliz nunca podré perder algo tan maravilloso como el bienestar y además no podré quejarme". También pude operar un "si soy feliz la gente no me querrá, no me cuidará, no me permitirá según qué cosas".

Teniendo en cuenta lo que le pasó a tu madre cuando naciste es muy probable que tengas una idea de: "si estoy triste, los demás estarán por mí". No sé, examina tus creencias y por qué no, puedes hablar con un coach.

Si no sabes por dónde empezar, aclarar la confusión te vendrá muy bien. Hay gente que se dedica a ello.

Un besazo, chiquilla.

PS: Y sabes más que los ratones coloraos, que sepas que a mí no me la das, jeje.