martes, 9 de junio de 2009

A qué se debe?

Es inquietante saber que todo lo que soy nunca termina. Que me busco cada día y siempre encuentro algo nuevo, y si no es nuevo, está renovado, o lo parece.
Soy triste, y melancólica. Y soy alegre y entusiasta...
Cómo pueden convivir todas esas cualidades dentro de un mismo cuerpo? acaso hay infinitas anas aun desconocidas que no han salido a pasear? quedan aun ventanas cerradas que con el tiempo abrirán sus cerrojos? Y dónde están las llaves que las desbloquearán?
Por cuántos afluentes navego? Qué es lo que mueve que una u otra parte de mí salgan a relucir? Por qué voy de un lado a otro? qué aire gobierna mis plumas en flor?
Hoy, el último día de todos los que he vivido, me siento expectante. Con ganas de mirar al mañana, con ganas de asomarme a ese horizonte, ese cambio de rasante, que sin saber por qué, me insinua que tal vez lo que vea al inclinarme sobre la línea más alta, sean flores rojas y cielos amarillos...
Hoy...ahora...esta noche será distinta quizás? veré entonces sólo nubes negras y sombras parecidas a las de ayer? Qué llevo dentro o qué hay fuera para que los hilos de esta cansada marioneta se muevan hacia uno u otro escenario?
Noto que a veces las circunstancias vividas son las que hacen que se nos abran los ojos o que se nos entornen para no mirar. Pero hay muchas ocasiones en las que nada de lo de fuera afecta a mis entrañas.
Un día, porque sí, sonríes.
Un día, porque sí, lloras.
¿?

4 comentarios:

febade dijo...

Hola Nebroa

El camino es arduo y difícil.

Expectante ante la vida es el gesto correcto que hay que seguir.

A veces somos líquidos sólidos y gaseosos, los demás se mezclan con nosotros, las experiencias que aún nos tocan por vivir.


Lo importante es sentir la vida, la alegría como un instante sin tiempo y la tristeza como un stop en el que hay que meditar.

Espero que llegues a conocer la luz que habita en tu interior. Una sola Ana.


Un saludo

Espera a la primavera, B... dijo...

Me viene la imagen de un barco a merced de las olas. Sin rumbo (emocional) Una señal de socorro: ¿Qué debo hacer para sentirme bien, para estabilizar la nave? Buscas un faro, es una quimera, el faro está dentro de ti.
Y a veces te veo en la tormenta y a veces te veo en la calma.

¿Qué quieres? ¿y qué estás dispuesta a hacer por conseguirlo?

Nebroa dijo...

Febade, qué bonitas palabras:
"Expectante ante la vida es el gesto correcto que hay que seguir"

"a alegría como un instante sin tiempo y la tristeza como un stop en el que hay que meditar"

Me lo apunto en el archivo de "NUNCA OLVIDAR"
Gracias

Nebroa dijo...

Toni, la señal de socorro siempre surge cuando las cosas no van como creo que deberían ir. Pido socorro a esa Ana que lo sabe, que tiene la respuesta. Ya no busco fuera lo que sé que sólo yo poseo. Pero aun no lo he encontrado dentro de mí. Y ese es mi camino...
Estoy, como siempre he estado, dispuesta a hacer lo que sea para ser mejor persona, para lograr una mayor visión de mí misma, para avanzar, para evolucionar. He probado muchas cosas, y me doy por vencida con frecuencia, pero eso no significa que no siga en el empeño... Camino, con baches, pero sin pararme nunca...