domingo, 7 de junio de 2009

Luces

Cuando siento tus pupilas cerca de las mías, todas las demás luces terminan apagándose.
Dos luciérnagas que junto a mis dos lunas tristes iluminan nuestra habitación
Mi reflejo es tenue, claro y de tonos blancos, tu brillo es chispeante, azul e interminable
Dile a tus ojos que no quiero que se cierren nunca...

6 comentarios:

silvo dijo...

Precioso esto que escribs de las pupilas y las luces de los ojos, los ojos son entrada y salida y expresan todo para quien sabe leerlos y luces, vaya si lucen, me gusta Nebroa, un beso

Fiebre dijo...

¡Ay Nebroa!
¡M´has matao!
Cambia el azul por verde y creo que hasta esta Fiebre cagontoloquesemenea sucumbe hoy ante el recuerdo...

Que no se cierren, que vuelvan, que sus manos tomen las nuestras, que nunca haya un ombligo sin un dedo que lo recorra.
Que te cedan el lugar de la acera donde no te alcancen los coches, que te miren esas pupilas pegadas a una cara apoyada a una almohada... a un centímetro, como si descubrieran el mundo por primera vez.

¡Te odio, enana!

febade dijo...

Ver en los ojos de tu amante la eternidad del amor. Ver la pasión correspondida, la salvación, ver el misterio que invade nuestro interior y nos sacude con fuerza, ver un sentimiento de vida.


Un saludo

Nebroa dijo...

silvo, no siempre sabemos leer lo que nos dicen los ojos que nos miran. Hay que estar muy atento la mayoría de las veces. Sin embargo ante otras personas no hace falta ni escuchar, sus ojos gritan. Sea cual sea el mensaje. Hay ojos extremadamente expresivos... Qué bonitos!

Yo también te odio fiebre, por ese párrafo que has escrito que me gustaría haberlo sacado de mis dedos. Guapa!

Sabes febade? hace mucho tiempo que no veo eso en los ojos de nadie. Ni siquiera en los míos veo algo que pueda salvarme

febade dijo...

Existen esos ojos, esa mirada. Estoy seguro que la encontrarás.

En cuanto a ti, no te conozco, pero entiendo lo que dices. Espero que pronto tu interior luzca en el reflejo de tu mirada.

Un saludo

Nebroa dijo...

Yo también lo espero. Pero no sentada. Me muevo sin cesar para conseguirlo. Gracias por venir