jueves, 18 de junio de 2009

Dormida


Esta mañana me he quedado durmiendo y he llegado al trabajo nada menos que 2 horas y media tarde...

A los 33 años, sorprende que aun haya cosas que te pasen por primera vez, cuando crees que todo está calmado, controlado y que lo único que has de hacer es pasearte por la orilla conocida dando saltos de alegría si así lo quieres.

Pero mira, me ha pasado eso, que nunca antes ocurrió. Y como mi mente parece el brazo del gato del anuncio de mixta (por cierto, buenísimo el del pez buscando la salida), pues no he parado de preguntarme en todo el día qué me ha podido pasar para que me haya ocurrido esto.

Al menos no ha pasado nada en el trabajo, ahora que tras la tempestad y trabajar más horas que los chinos, las cosas están muy bien, como siempre han estado, exceptuando aquella conversación fuera de tono con mi jefe/encargado/powerin the night. Trabajo mucho, soy responsable, rápida y demás, así que literalmente, no ha pasado nada en lo laboral.

Pero sigo dándole vueltas. Yo soy de esas personas que piensan que dentro de los sueños hay muchas cosas que atender, y escuchar y leer entre líneas. Así que dónde habrá estado mi alma esta noche? No me acosté tremendamente cansada, como otros días, no tardé en dormirme, se me hicieron las 2, como muchas otras madrugadas. Entonces?

Y lo cierto es que estoy relajada, llevo un día tranquilo, me siento bien por dentro y por fuera, no estoy tan agotada y sn fuerzas como días atrás... Y eso?

Anoche terminé de leer el libro que estaba leyendo, 'palabras para el bienestar' del Concha, autora de otro de los blogs que leo, y ha sido un gran trayecto entre sus letras, quizá el ponerle final influyó para que ese lugar que visito cada noche con los ojos cerrados, me haya atraído más tiempo del habitual.

No lo sé, pero seguiré dándole vueltas, a dónde viajo cada noche, a qué supone que aun puedan pasarme cosas por primera vez, a cómo me siento cuando duermos 8 horas como antes (son las que creía necesitar para sentirme bien), a si tengo que cambiar mi rutina nocturna en el pc... En fin, que me gusta pensar, y ésta es otra de las razones que me invento para hacerlo.

3 comentarios:

febade dijo...

Curioso, hoy también me he quedado dormido (aunque sólo media hora más)

Ana, no te preocupes, estoy seguro de que te quedaste dormida porque tu alma necesitaba susurrarte al oído dos horas más.


Un abrazo

Silencios dijo...

Creo Nebroa, que esas dos horitas de más a tu cuerpo le han venido genial, seguro que estabas muy cansada, el cuerpo es muy sabio.

Yo duermo desde muy pequeña solo cinco horas pero algunas veces suelo hacer curas de sueño, suelo poner en off toda mi vida durante dos días y uffff, que bien sienta !!!

Besitos

Nebroa dijo...

Febade! no estaríamos juntos en los mundos invisibles para los ojos, no!? Algo habré recibido sí, aun ando preguntándomelo, pero ek caso es que me sentó muy bien

Silencios, ciertamente el cuerpo es sabio, y cuando ya no puede más no hay despertadores que valgan. Es como cuando necesita que le llegue la sangre al cerebro...si no te tumbas, te acuesta él haciendo que te marees y desmayes...ala, posición horizontal y ya por cojones, la sangre llega donde él quiere!
Y lo de las 6 horas que ahora duermo seguramente pasan factura. Necesito urgentemente esas curas de sueño. Y tomaré ejemplo de ti

Gracias a los dos!