lunes, 1 de junio de 2009

Divagando


-Sabes? era ella la que le gustaba, y no yo, ella tiene gancho, y ternura, y trasmite calor en sus palabras.
-Bueno, tú también tienes todo eso
-Quizá, alguien pensará así, pero él no vio eso en mí
-No pasa nada, hay más ojos en los que mirarse
-Lo sé, pero es curioso esto de la atracción, hay muchas personas que poseen las cualidades que me gustan, yo también tengo otras, que seguramente alguien las espera encontrar. Y hay que ver cómo sólo nos entran por los ojillos determinados corazones. Y no todos. Y no muchos. Y no algunos. Sólo unos pocos.
-Y dónde crees que está el secreto?
-Ufff! anda que si lo supiera me hubiera colgado yo por idiotas!!
-Me encantaría saberlo, por qué a algunas personas sólo las queremos mirar desde la mirilla de sus puertas y a otras derribarles todas las fortalezas
-Quizá tenga algo que ver con épocas pasadas
-Pero si hay gente a la que acabamos de conocer, de qué hablas?
-Mmm...no sé, se me va la pinza, pero y si esas personas con las que, sin saber por qué, sentimos atracción, hubiesen formado parte de nuestras vidas pasadas?
-No me jodas que crees en la reencarnación!!
-No! yo no creo en nada en concreto, ni firme, ni inamovible, sólo divago, pienso, invento, pero por qué no puede ser? acaso tú sabes más que yo en esto de 'de dónde salimos'?
-Vale, vale, aceptamos barco, por qué no?
-Pídeme otro café que voy al baño
-Hecho

1 comentario:

E dijo...

Me encantan esas conversaciones de café :)
Se arregla el mundo en media hora.