martes, 26 de mayo de 2009

Y me sigue sin gustar

Sorprende que a los 33 años aun se me abran los ojos ante ciertas posturas de los demás. Ciertas actitudes que la dejan a una petrificada.
Hoy pensaba en la diferencia que hay para mí entre una amistad en donde los cuerpos no se rozan y otra en la que hay besos, abrazos y algún que otro achuchón...
Mira que lo intento, pero igual que soy absolutamente tolerante con la actitud mediante la cual un amigo pasa de ti hasta el culo durante 3 días...o se olvida de llamar, o se le pasa contestarte a un mensaje...sin embargo, cuando hay algo más en el aire, que aunque no esté hablado, sí está escrito entre líneas, me sigue sorprendiendo, jodiendo, lastimando que el que me besó un día, el que me abrazó por la noche, al día siguiente no se acuerde de que existo.
Quizá, seguramente sí, el hecho de que la primera postura suelo tomarla yo con frecuencia entre mis amigos, haga que la entienda, comparta, acepte y tolere de la forma más natural del mundo.
Quizá el hecho de que en otros niveles no suelo portarme así, y si una noche me apetece besar a alguien, lo más seguro es que a la mañana siguiente me siga apeteciendo, no suelo entender esa otra forma de actuar.
Quizá sea inmadurez, o que me gusta demasiado besar dos veces seguidas! pero el caso es que cuando sucede eso de hoy sí, mañana también, siete días no, una semana de no lo sé...me descoloco. No me gusta estar en esas situaciones y la experiencia siempre me dice que no es un buen camino para mí.
Ay, la soledad, se está tan bien en ella, que en cuanto alguien viene a irrumpir en tus días, todo lo analizas, y lo observas, y lo juzgas...
En fin, pensamiento en voz alta, inciso, porque yo estaba trabajando, en casa, pero sin parar de hacer planos...
Va, seguiré dibujando, que yo ayer decía que estaba en paréntesis y no sé qué hago pensando de más!

7 comentarios:

cactus girl dijo...

Esos ahora te suelto, ahora te cojo, es un signo de inmadurez(por la otra parte, por supuesto) y, o se ponen las cosas claras desde el principio o alguien termina jodido.

A no ser, claro, que sea un acuerdo tácito entre ambos, que también los hay: yo paso de ti, tú de mí, pero cuando queremos arrimamos la cebolleta..

En fin...que es martes y lo odio

Muaca

Espera a la primavera, B... dijo...

A veces lo mejor que puede pasarte es que la gente que no te quiere se aleje de tu lado. Para dejar espacio a quien sí quiere estarlo. Para que alguien te diga "¿está ocupado este asiento?". A veces nos pasamos la vida guardando el sitio contiguo a la espera de alguien llegue y se siente. No recuerdo quien dónde leí que la vida era como ir en autobús (mira que si lo ví en Forrest Gump voy a quedar como un lelo). En cualquier caso, la vida tiene muchas paradas y casi siempre acabamos congeniando con quien se dirige al mismo lugar que nosotros.
Quitarse la ropa delante de alguien suele ser fácil. Desnudar el alma... eso ya no.

Nebroa dijo...

cactus! jaja, es que siempre me ha encantado la expresión 'arriomar la cebolleta', mis hermanos y yo siempre nos descojonamos con esto!
Es cierto, siempre que haya acuerdo entre las partes, como si quieren verse sólo una vez al año para triki triki!
Sólo que es muy raro que yo sólo quiera triki triki una vez cada año! :S

Toni...mmm...me gustan mucho tus comentarios, no por nada, sino porque se parecen a los míos! jeje
El caso es que estoy muy deacuerdo con lo que dices, mi asiento de al lado siempre está libre, sólo que a veces lo ocupa el más tonto de la redonda, hasta que lo largo claro! En lo que no estamos deacuerdo es en lo de que 'casi siempre' acabamos con alguien con el mismo rumbo que el nuestro. Más bien creo que casi nunca es así!
Y muy buena la última frase, claro que a mí no me resulta muy fácil ninguna de las dos!

ferri dijo...

Por desgracia teniendo la edad que se tenga siempre encontraremos en cualquier semejante una actitud que nos sorprenda y más viniendo de aquellos que menos lo esperamos.
Cada uno tenemos nuestra vida y no siempre puedes tener todo el tiempo deseado para estar con los demás.
Quien te beso,quien te abrazo y te olvidó sin duda no es merecedor de ti y no vale la pena malgastar el tiempo con él.
Sabes que vales más.La fuerza de uno está en su autoestima.
Yo tampoco conozco otra forma de actuar.
Animo.

Nebroa dijo...

Hola ferri, toda la razón en tus frases, somos libres, al menos en gran parte, así que sólo nos atamos a lo que nosotros mismos queremos unirnos. En ese camino estoy, en el aprendizaje acerca de a qué merece la pena enlazarse y qué no... Y sabes? ese grupo se va reduciendo cada vez más.

Velda Rae dijo...

A los amigos no los pierdes, se pierden solos. Y a quien va y viene y no sabe qué quiere, que vaya a aclararse al Rio Jordán. Lo más cerca.

Nebroa dijo...

jajaj velda! demasiado cerca está el Jordán!