miércoles, 27 de mayo de 2009

Otro y aquel

Aquel, que cada cierto tiempo viene a mi vida escondido entre rastrojos de piel, apareció hace unos días entre letras cargadas de misterio.

Otro de su especie lo ve incluso antes que yo, es lo que tiene ser transparente con quien merece la pena serlo, que a la mínima que la brisa corre a favor, ve la tempestad, el viento, el huracán y el volcán en ebullición en el que puedo convertirme.

Sonrío al saber que mi amigo, ese otro, piensa en mí, se ilusiona, imagina una vida perfecta para la que escribe y va indagando por las escasas pistas que deja aquel.

Aquel, que hoy parece venir del norte, aparece y desaparece de mi mente igual que hace mi sobrina, cuando jugamos a buscarnos y encontrarnos por los pasillos de casa.

Sigo sonriendo al saber que el otro, ese amigo, desea más mi felicidad que yo misma...O quizá lo que quiere es librarse de mis lamentos a media tarde, y busca en cualquier esquina algo que me empuje a la superficie donde ahora se encuentra él mismo...


Aquel, que tan sólo es una idea sin sombras volando sobre los tejados de mi alma, ha arrancado sonrisas a mis labios desgastados... así que, sigamos sonriendo a su cuenta

No hay comentarios: