lunes, 20 de abril de 2009

Ideas XIII

El mejor regalo que le podemos hacer a otro, no es sólo compartir nuestras riquezas, sino revelarle las SUYAS PROPIAS


Ya lo aprendí hace tiempo, pero me gusta recordarlo. Me gusta compartir, y me gusta ver en el otro cosas que tal vez él lleve escondidas.
Me gusta sacar, extraer, ponerle luz a todos los rincones quizá olvidados, de las personas que me rodean.
Me gusta encontrar, sentir, observar...leer lo que hay en tu alma

9 comentarios:

Fiebre dijo...

Joía niña!
Conmigo lo estás consiguiendo...

E dijo...

parece que esas palabras también salen de mi boca. Que gratificante es leer el alma de los demás.

Velda Rae dijo...

No hay mejor lectura que ésa, salvo en los casos en que te encuentras las páginas en blanco.

Natalia Zacarías dijo...

que lindooooooo!!! :D

El Buscador de Miradas dijo...

Tú tienes tantas riquezas que revelártelas te convertiría en una creída y una estirada :)

Aida dijo...

Casi siempre las personas esconden muchas cosas positivas que hay que saber encontrar. Lo malo es que muchas veces no nos molestamos en descubrirlas...

Jurema dijo...

Hola!!
Es de lo más interesante bucear en esos mundos escondidos de los seres humanos y ponerles luz, pero hay compartimentos estancos donde es mejor no entrar que por algo son herméticos jajaj...

Un abrazo grande.

Nebroa dijo...

Contigo Fiebre? contigo precisamente, con tu último comentario por aquí, se revolucionó esa idea. Y por eso puse esta entrada.

E, eres uno de los cercanos a los que más me gusta ver por dentro. Con todo eso que tienes, y lo despacio que ha ido saliendo, no?

Velda, lo sé! jaja, pero sabes? aun creo que cuando te encuentras con una en blanco, es porque quizá yo no sepa o no conozca ese idioma, y por eso me sabe a chino, o lo que es lo mismo, a vacío. Tal vez sí que hay cosas en ese blanco, aunque aun más oculto. Que no quiere decir que no sea 'simple', pero algo habrá... no?

Natalia! linda tú!! jeje

Buscaaaaa! dios, qué alegría leerte! tu comentario además me ha llegado y acaban de salirme flores de las orejas!! jaja

Aida, esa es una de las cuestiones, la desgana que a veces nos produce, o que estamos demasiado ocupados en lo que nosotros llevamos dentro como para mirar a otros...

Jurema! bienvenida! Acabo de entrar en tu perfil y he visto los blogs que sigues! a ti sí que te gusta bucear en el alma de los demás! no cabe duda! genial! Respecto a los envasados al vacío, bueno, me conformo, sólo pretendo ver lo que cada uno quiere mostrar, pero sí es cierto que a veces las puertas están más abiertas de lo que creemos. Y sólo hay que empujar un poquito para que, el que decía que estaba cerrado, se abra con ansias! O eso creo!

hécuba dijo...

Revelar las riquezas de otros no es nada fácil, hay que tener algo especial para hacerlo, no todo el mundo es capaz de sacar lo mejor de los otros, de descubrir lo que hay bueno dentro. Y tú tienes esa capacidad.
Ya queda menos para Filadelfia... :)