domingo, 12 de abril de 2009

Despedidas

No me gustan, las odio, y no me sientan nada bien
Mis sobrinas se han ido a Alemania, mi hermana y cuñado detrás. Y yo me he quedado en el aeropuerto con los ojos mojados, con el alma vacía y con las manos sin saber a quién abrazar.
Además tenerle que explicar a Ada, la de 9 años, mi ahijada, por qué las familias se separan, por qué sus padres decidieron ir a vivir 4 años allí, y por qué esa decisión puede ser buena para ella, es difícil, y a veces como ni siquiera yo estoy convencida de lo que le digo, ella lo nota, y todo se hace aun más cuesta arriba.
Verla llorar, ver a mi hermana alejarse, ver a Luna, la pequeña, abrazando a Ada para que no llore y tirando de las maletas como si fuesen adultas, me duele. Yo las quiero aquí, conmigo. Y también yo me pregunto por qué las familias tienen que estar separadas? Y por qué las decisiones de los demás, las nuestras, siempre conllevan daños colaterales para los que nos rodean?
Y hoy, que termina una etapa complicada (sé que concluirá cuando vuelva del viaje pero esto ya es un anticipo del final), esta despedida aun ha sido más cruel para mi corazoncito, y ahora míralo, hecho pedacitos pequeños y sabiendo que sólo un abrazo de ellas podría recomponerlo rapidamente...
En fin, como siempre, a seguir luchando (aunque no sepa muy bien para qué)

16 comentarios:

Aida dijo...

Hay despedidas que son duras, pero piensa que al principio todo se ve peor de lo que es. Poco a poco irás acostumbrándote... Y más hoy en día, que hay tantas formas para mantener el contacto.
Anímate, vale?
Un beso :)

Nebroa dijo...

Aida, ya llevan desde el agosto pasado allí, y sí, claro, me acostumbro, como a todas las cosas que no me gustan, pero lo de animarme, hoy al menos, es que lo llevo un poco malamente!
Pero vamos, que sí, que soy la primera que les mete risas en el cuerpo. hay que ver, de dónde sacamos a veces cosas que creemos no tener, para regalar a los que quieres, no?
Mua! Gracias flor!

Thunder girl dijo...

Hola... Es la primera vez que entro en tu blog y me encuentro con la palabra "despedidas"... Es algo que llevo muy mal últimamente... Sólo decirte que te entiendo, que se pasa mal, que a veces ya no encontramos razones para maquillar las distancias... Pero también pienso que si duele, es porque hay algo valioso detrás, aunque no lo podamos llevar con nosotros, o tenerlo al lado siempre. Pero sí en el corazón, en el pensmiento, en el alma...
Mucho ánimo, mañana saldrá el sol otra vez...

Velda Rae dijo...

Es difícil saber qué decir en estos casos, así que te mando un beso y, si encuentro alguno, un fornido médico estilo Doug Ross (Clooney en Urgencias)para que aplique unos adecuados cuidados paliativos. :-*

Mistral dijo...

No saber para qué?? Simplemente para seguir esparciento tu amor en aquellos que seguramente no pueden vivir sin él. Saludos y pega pronto los trocitos de tu corazón.

santiago dijo...

hola, gracias por entrar en mi espacio, respecto a tu blog, me gusta, como a tí, no me gustan las despedidas.
Un abrazo y un placer leerte

Oscar dijo...

Hola guapa!!!!

La gente deja de ser tan especial cuando no las tienes tan lejos, incluso pueden llegar a convertirse en autenticos pesados, sobre todo los niños!!! ya me dirás cuando vuelvan... :p

Entiendo tu tristeza pero la unica opción viable que te queda es alegrar la cara y echarles de menos como es debido, en plan delicia. Bueno, hay otra... irte a Alemania. Pero dejarias mas tristeza que la que te llevas, seguro.

P.d. Creo que es la primera vez que te comento, han sido los ojos llorosos. :P

Muas

Nebroa dijo...

Velda, mmm...cualquiera de los que sale en Anatomía de Grey me vale, efectivamente la tristeza será la misma, pero pueden hacer efecto placebo, no!?

Mistral, bienvenido/a, gracias por venir, los trocitos están casi pegados de nuevo, es lo que tiene haberse acostumbrado a hacerlo a menudo. Que casi me sale bien!

Santiago ;) cada vez sois más y más gente detrás de esos rincones que visito, un placer darte la bienvenida, aquí seguiremos, arrancándole letras a la vida!

Oscar!!! sólo por decirme guapa ya merece la pena tu comentario jaja! me gusta verte aquí, la verdad, me gusta tu sarcasmo!
Los ojos llorosos, de quién? no serán los tuyos! tú, optimista empedernido! Esos nunca llorais, no? :p
Cierto es que echar de menos, la distancia, hace las relaciones mucho más intensas, y eso no cambiará nunca entre mis sobrinas y yo. Siempre habrá algo especial.
Hay otra sobri, María, que por haber sufrido y mucho por tenerla con nosotros, con la familia, también lleva consigo algo perenne en el tiempo..
En fin, como siempre, condenados a que lo difícil sea lo más grande! Aghhhhh!!!
Volverás? ;)

Nebroa dijo...

Zanderina!! que no te he dado la bienvenida como bruce manda!! Que me alegro de que te hayas asomado por aquí, y que fíjate, no existen casualidades, no?! 'Despedidas', buen relato para unirnos un poco más ;)

rockdelgo dijo...

Siempre hay una parte positiva en todo...búscala!!
Una letra de Calamaro dice que "nos volveremos a ver, PORQUE SIEMPRE HAY UN REGRESO.."
Saludos

Nebroa dijo...

Tú y Calamaro, siempre unidos, no? Ahora sólo me falta saber qué me une a ti!!

rockdelgo dijo...

Por lo pronto te encontré en dos blogs que sigo habitualmente: fiebrerubia y mac!!
Y hay mundo más allá de Calamaro!! Aunque es mi debilidad, lo se...y vuelvo a él: tú eres de las que sigue el camino difícil, como el salmón, ¿no? Si es así, ahí tienes algo que nos une!!
SAludo

Para dijo...

Aunque no sepas para que luchar, no significa que no lo haya, y quizas si lo sepas, si lo sepamos todos, para volver a tener esos abrazos de los que hablas, para tenerlos,regalarlos y sentirlos otra vez y apreciarlos mucho mas.
Las distancias duelen mucho, lo se demasiado bien, pero dan algo muy bueno, te enseñan realmente a quien quieres y quien te quiere,cosas a veces dificiles de distinguir sin esos miles de kilometros.
Dios mio cuantos "paras" . Doug Ross.... bien, vale, venga le dejo que vaya para alla y te de un abrazo ;)

hécuba dijo...

Tampoco me gustan las despedidas, ni decir "adiós", prefiero "hasta luego" o algo así, aunque no sea cierto

Hay una frase en lo que has escrito... «Y por qué las decisiones de los demás, las nuestras, siempre conllevan daños colaterales para los que nos rodean?» que, en fin.. eso... ¿por qué?

atlantida dijo...

Las despedidas siempre son tristes y te dejan daños colaterales como tu lo citas.
pero animo en 4 años los volveras a tener cerquita a ti.
es mas dolorosa la despedida cuando parten de esta vida tus seres amados, ahi si sabes bien que nunca volveran a tus brazos.

Nebroa dijo...

rockero, qué blog es el de 'mac'? Que me he perdío! a la localascoles sí que la identifico! pero no al o a la otra! Y vale, como detective eres único, jaja, soy de las que dices, y por tanto, me gusta que nos parezcamos!

Para! jaja, haces honor a tu nombre hablando de nuestros destinos, para qué seguimos por aquí! Y es muy cierto lo que dices, la distancia es como un filtro, por el que sólo pasan algunos...Quieres que te mande para allá al doctor!?

Hécuba, guapa, siempre me lo preguntaré, ayer venía dándole vueltas a la cabeza a eso, a 'somos realmente libres entonces'? y la respuesta era claramente no. El por qué sigo sin saberlo, pero es que estoy en época de desintoxicación de preguntas que empiecen en 'por qué'!


Atlántida, esas despedidas, de las que hablas, esas son a las que más temo. Les tengo miedo, y aunque mi sentido común intenta decirme que mejor que me vaya acostumbrando, sigue siendo una de mis asignaturas pendientes. Un abrazo grande