domingo, 8 de marzo de 2009

Y me susurró al oído esta canción...




Estábamos sentados en su salón, era otra ciudad distinta a la mía, el norte me acogió, y sus brazos, sólo ese día, también.
Yo me sentía desprotegida, sola y apartada de sus días, pero ese instante fue de los dos... El estaba sentado en el sofá, yo delante de él en el suelo, con mi nuca apoyada en sus rodillas, y empezó a sonar Bruce, y me ericé como si nunca antes lo hibiese escuchado, y ambos tarareábamos la letra. Me acariciaba el pelo, y me soplaba en el cuello... y cuando llegó el estribillo, acercó sus labios a mis oídos y cantó susurrando para mí:

..."Goodnight, it's alright, Jane"

Y fui Jane por un momento, cerré los ojos y volé con él donde quise.
Quizá él no vino conmigo a ese viaje interminable que duraba 5 minutos, pero yo sí me fui con él, agarrada a sus brazos, y arrastrada hacia el mundo que siempre quise construir.

La canción terminó, volví a pisar aquel suelo frío del salón, pero supe que había vivido uno de los instantes de felicidad que siempre recordaré con una gran sonrisa en el alma...

7 comentarios:

Rose Kavalah dijo...

"Goodnight, it's alright, Nebroa"...

Nebroa dijo...

Es que suna bonito verdad?
Gracias Rose, mua!

Aida dijo...

¡Qué entrañable! Es bonito recordar con quién compartimos momentos de felicidad así...
Espero que esos momentos sigan repitiéndose muchas veces más, aunque sea con otras personas y en otras circunstancias :)

hécuba dijo...

Bonito sólo, Nebroa? Que te susurren al oído Goodnight... tal como lo cuentas es como para perder los papeles. :)

Fiebre dijo...

(SIC) Estábamos sentados en su salón, era otra ciudad distinta a la mía, el norte me acogió, y sus brazos, sólo ese día, también.

Cuánto lamento no dar todo lo que yo soy, lo que soy capaz...
Cuando alguien te da todo y tú tan sólo una parte ¡es tan jodido!
Al final para acabar, cualquier día, en cualquier situación...en brazos de cualquier indeseable...
Las "que somos lo que somos" SOMOS así....

Nebroa dijo...

Aida, sí, es de los recuerdos que, a pesar de estar dentro de una historia 'no' compartida, ambos recordamos con mucho cariño. Y vale, bruce te oiga! que la vida nos siga dando instantes parecidos! ;)

Hécuba, es que Incident convierte todo lo que toca en algo especial e inolvidable, no?

Fiebre, tu última frase lo dice todo! No hay más! las que sEmos lo que sEmos, sEmos asíN!
Aunque el caso es que releyéndote...quizá pensaste que sus brazos sólo me acogían ese día, porque yo así lo quería. Y no, era justo al contrario. Yo quería sus brazos siempre, y él sólo me los daba a ratitos...Era eso lo que entendiste? O justo al contrario!?

Anónimo dijo...

Es curioso como, a veces, una canción cantada por un "desconocido" se introduce hasta tus entrañas, te transporta a otro lugar, te une con quien tienes a tu lado. Jane y Johnny estaban enamorados el uno del otro, cada uno a su modo, pero lo estaban...

Para mi también fue un momento inolvidable y siempre lo recuerdo con una sonrisa especial.