jueves, 26 de marzo de 2009

Y creía que podía con todo
Y nació con esa luz
Y creció entre mentiras
Y subió a castillos de humo
Se sentó, vivió, y cuando creía descansar, cayó
Y en la caída permanecía
mientras el presente nunca se marchaba...

2 comentarios:

Quetzalli dijo...

Permanecia en la caida, es como quedarse estatico enmedio de la nada? es como no decidirte donde caer?, es como no hallar la red qe te rescate?
si es asi entonces yo diria.
Y decidio dejarse ir sin mas
y el tiempo volvio a avanzar
y penso que moriria en el trayecto
y se encontro a si mismo en una red
y la red que el salvo la vida
fue el impulso para brincar al mañana.

espero no haberlo hechado a perder.

la estrellita matutina

Nebroa dijo...

Cómo vas a echar a perder algo con tus palabras!?!?! Está, como siempre, genial.
La caída a la que me refería no era exactamente la infinita, esa que te hace permanecer siempre pensando que no cesas de ir hacia abajo... Vine a definir esa caída que cuando crees que has avanzado, que has evolucionado, que hay problemas y errores que has solucionado, de repente algo te da en la trompa! y te vuelves a dar cuenta que quizá has evolucionado, pero no como creías. Y entonces ves como si tus castillos forjados no fueran reales, sino sólo imaginarios.
Aun así, Quetz, tus letras encajaban con mi idea, aunque tú las dijeses de otra manera ;)