domingo, 15 de marzo de 2009

escuchando...

En tardes como esta, en las que la melancolía, la nostalgia y la tristeza inundan una parte de mi alma, me apetece escucharla, a ella, a Lucinda...

Estas tardes en las que la otra mitad de ese alma desgastada se empeña en querer mirar el mañana con los ojos abiertos, y con ganas, y con esperanza...me apetece escuchar su voz

Esta tarde, en la que mi deseo sería dormir esperando que llegue la mitad de esta semana que vendrá pero que aun está escondida, quiero apoyarme en su canción...


4 comentarios:

E dijo...

Preciosa la canción Nebroa! Y yo sin descubrirla aun...
Si no te puedes dormir, como tu quieres, dame tu mano y te acompaño yo hasta la mitad de esa semana. Al menos sonreiras.

hécuba dijo...

No la había escuchado nunca. Muy bonita, Nebroa (aunque me ha dejado un poco baja :(

El Buscador de Miradas dijo...

Preciosa canción, Nebroa, me la apunto. Ahora con la llegada de la primavera no me afectará escucharla :)

Aida dijo...

Cuántas veces la música es terapéutica y nos da lo que necesitamos, eh!