lunes, 23 de febrero de 2009

A trabajos forzados




Lleva este tema acompañándome muchos días...Mucho tiempo, media vida
Y sale de los más íntimo de mí, y sin embargo no tiene destino...

A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

No concibe mi alma mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,
ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.

Que ningún juez, declare mi inocencia,
porque, en este proceso a largo plazo,
buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez, declare mi inocencia...

Antonio vega

No hay destino claro
No hay diana en mis ojos
No existe alma que las escuche
Y sin embargo no ceso de cantarla...
Es un deseo hecho canción, nada más

7 comentarios:

Daeddalus dijo...

A riesgo de equivocarme mucho, mucho, pero eso... no era de Antonio Gala. Lo cantaba una tal Clara Montes, al menos en un disco que yo tengo por algún lado y que escuché muchísimo hace algunos años.

Nebroa dijo...

jaja, teniendo en cuenta que suelo darle la vuelta a todas las cosas que me ocurren, lo que yo creí siempre es que era de Antonio Vega, que después la cantó Clara y que en última instancia Antonio Gala la robó! jaaj
En serio! que se me quedó grabada cuando se la escuché en el básico a Antonio Vega, y al pobre le he dado siempre la autoría...
En fin, de pueblo/aldea que es una! jaja

Aida dijo...

Creo que no conocía la canción, aunque hay frases que me suenan... Espero que te siga acompañando durante mucho tiempo más, y que sea para bien :)

Daeddalus dijo...

En mi caso el proceso fue al contrario, primero Gala, luego la señorita Montes y más tarde Antonio. Y lo recuerdo bien porque siempre me preguntaba cómo era posible que Antonio Gala hubiese escrito algo tan hermoso.

Fiebre dijo...

Creo que es el momento:
Este es el tipo de "historias" que en mi blog no tienen cabida porque me preguntarían "qué me pasa"..(y no me pasaría ná), pero para el tuyo un regalo:
Ya sólo existe una palabra: tuya.
Angeles por el mar la están salvando
cuando ya se iba a hundir, la están alzando, calentando en sus alas, ¡aleluya!.
Las criaturas cantan: - Aunque hyua,
aunque se esconda a cigas sollozando
es tuya, tuya, tuya. Aunque nevando
se borre, aunque el agua la diluya.

"Tuya", cantan los pájaros, los peces
mudos lo escriben cn sus colas de oro:
Te, u, y griega, a...sí: Tuya, tuya.

Cantádmela otra vez y tantas veces,
a ver si a fuerza de cantar a coro
- ¿Tú? ¿Ya? ¿De veras?
-Sí. Yo Tuya.Tuya.

Gerardo Diego.

Nebroa dijo...

Gracias a todas...chicas! Esta entrada es nuestra! ;)

Daeddalus dijo...

Gracias a ti por compartirla...