jueves, 26 de febrero de 2009

Volar a otro lugar

Estás aquí, haciendo las tostadas,
Y sin embargo yo quisiera arder al lado de su aliento.
Estás aquí, planchando mis prendas
Y yo volaría a oler lo que ella lleva puesto.
Estás aquí, llamándome al teléfono
Y sin embargo yo quisiera que nadie la llamase más que yo.
Estás aquí, preparando nuestro café
Y yo preferiría que la vida no avanzase cuando lo saboreo a su lado.
Estás aquí, duchándote desnuda
Y sin embargo yo sueño cada instante con mojarme en sus aguas.
Estás aquí, en mi misma cama
Y yo pensando en morirme junto a la de ella


6 comentarios:

Principe Gitano dijo...

Que deliciosa entrada, Nebroa.

Algunos sentimientos a veces son complicados, y muchas veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos definitivamente.

Con el tiempo aprendemos a olvidar las sensaciones vividas, o a disfrazarla de un traje oscuro que sabe a olvido.

Tu no lo has hecho, mis mas sinceras felicitaciones.

E dijo...

Joder, que recuerdos me trae esa canción....ale, ya me he puesto moñas!

Nebroa dijo...

Príncipe, gracias por verme con tan buenos ojos!
Es cierto que a veces la rutina convierte lo de al lado en algo invisible, nos lo convierte en una experiencia sin intensidad, o sin chispa, sin ese empuje que necesitamos algunos...
Pero todo es ponerse, de nuevo, a hacerlo crecer. No?...

E, esos recuerdos, son buenos!?

Daeddalus dijo...

Qué, pero qué bonito. Me ha encantado, y de la canción qué decir. Yo creo que eso debe ser el amor, a pesar de todo.

E dijo...

Los recuerdos....inmejorables. Un concierto, unos roces furtivos, Sabina, magia.....muy, muy buenos recuerdos.

Nebroa dijo...

Daed, gracias. Un abrazo enorme... Yo también creo que eso es el amor, aunque quizá tiene otras partes que aun desconozco, pero ESO, esa pasión y entrega es lo que define el AMOR en el que creo...

E, qué bonitos los recuerdos...ays