lunes, 26 de enero de 2009

Vienes camino a casa

El corazón se excita, todo tiembla, subo por dentro
He imaginado nuestro instante, mi mente ya ha visitado muchas veces el lugar que hemos creado para nosotros...

Quiero oir tus pasos por el corredor, quiero ver cómo entras en mi hogar
Quiero susurrar con los ojos que llevo horas deseándote,
Quiero besarte, rozar tus labios con los míos, soplarte en ellos
Quiero lamer tu cuello, pasear mi lengua por tu nuca
Quiero olerte, cogerte, respirarte, abrazarte...
Quiero dejar que me toques, que acaricies mi alma
Quiero que sepas que eres mío, que hoy me perteneces
Quiero sentirte tanto que me tiemblas las ganas

Quiero...Yo quería...La verdad es que quisiera...
En realidad sé que querré... La verdad es que quise...


Suena el teléfono: No puedo ir, mejor lo dejamos para otro día

6 comentarios:

El buscador de miradas dijo...

Cuando se imaginan cosas bonitas el teléfono tiene que estar descolgado :)

Nebroa dijo...

Toda la razón
No hay más que hablar ;)

Dedos de polvora dijo...

Quiero...Yo quería...La verdad es que quisiera...
En realidad sé que querré... La verdad es que quise...

Esto es muy bonito!!

Un saludo desde Buenos Aires,guapa.

Nebroa dijo...

Ey!! Argentino!! Gracias por venir! Mua!

Quetzalli dijo...

Bueno a veces pasa, entonces te preguntas... que hago con todo el deseo y la luz que fabrique en mi mente, en mi alma y en mi piel?.

quetzalli (la estrella del amanecer)

Nebroa dijo...

Ciertamente como decía Victor Manuel en no sé qué canción, me pregunto a menudo dónde van a parar todo lo que inventamos que creemos que será real y nunca sucede?...
Vendrás más? ;)