miércoles, 7 de enero de 2009

Varios caminos



Quizá no son los adecuados, ni los correctos, ni los esperados.
Tal vez estos diversos caminos, que continuamente emprendo, no me pertenecen, ni están ahí para mí, nadie los creó pensando que iban a ser recorridos por mis pies.
Y por eso tal vez tras el primer cruce, siempre veo barandillas cerradas, puertas con candados, rejas que me impiden el paso...
Aun así, en el mismo pueblo, yo sigo andando, me puede la curiosidad y paseo buscando nuevas sendas.
Recien estrenado el traje de peregrino, nunca pienso que me cansaré, o que me faltarán las ganas. En el punto de salida me siento fuerte, indestructible, veo muchos horizontes y empiezo la marcha a buen ritmo, casi trotando. Disfruto, gozo, salto y canto, pero cuando estoy a punto de galopar, vuelvo a ver el hierro ocultando el paseo, algo, alguien se ha encargado de estrechar la ruta. De hacerla desaparecer.
Ya no hay línea blanca a seguir, no hay trayecto, es la llegada a ninguna parte.

Si alguien me observase desde fuera, podría verme desconcertada, a veces decepcionada, en ocasiones triste e incluso derrotada. Pero si esos ojos tuviesen paciencia y esperasen unos minutos, verían la parte aventurera que nunca muere, me verían volver a ponerme la mochila en la espalda, beber agua para liberar el sudor oprimido y calzarme botas nuevas de montaña.

Los finales no son únicos. No están solos, ya me he dado cuenta de que hay muchos para mí. Pero yo sigo buscando comienzos, puntos de origen e inicios de juego, no hay metas, pero mientras callejeo yo sigo viviendo. Y eso es lo que me importa.

6 comentarios:

El buscador de miradas dijo...

Hay lugares ocultos, misteriosos, a veces bellos, a los que se accede por caminos llenos de dificultades. Sólo personas aventureras y perseverantes consiguen descubrirlos.

hécuba dijo...

Que sigas buscando comienzos, que mientras lo haces sigas viviendo y que eso sea lo que te importa dice mucho de ti :)

Nebroa dijo...

Buscador, son muy pocos esos caminos de los que hablas, pero supongo que merece la pena buscarlos, aunque nunca los encontremos...Aunque sólo sea uno el hallado, el viaje bien vale una vida

Hécuba, gracias...no siempre es así, desdeluego, ojalá! pero algo nunca muere, y sí, es lo importante...es la vida, no? ;)

LaVidaSobreElAgua dijo...

Qué bonito texto.

Nebroa dijo...

Gracias flor! Emprendes uno conmigo? :)

LaVidaSobreElAgua dijo...

Cuando quieras y como quieras :)