miércoles, 21 de enero de 2009

¿¡Trabajar!?


Sin saber muy bien por qué ocurren estas cosas, de repente me levanto un día y durante sus 24 horas me da por pensar que no quiero trabajar!
Me persigue la gandulería, pero no la absoluta, sino la precisa, concreta y específicamente laboral.
Y además tampoco es la laboral a nivel general. Sino la laboral a nivel 'mi trabajo actual'
Llevo trabajando en lo mismo así como 13 años, y resulta que cada período más o menos comprendido entre los 4 o los 6 meses me da por revolver mi destino pensando en que no quiero pasarme el resto de mi vida haciendo lo mismo.
Es tal la necesidad de hacer mil cosas distintas en esta vida tan corta que me espera, que mi cajón de las ganas se cierra de un portazo y me deja perdida entre planos, ordenadores y proyectos de viviendas.
Y observo a la extraña que acaba de colarse en mi futuro, y la veo abriendo un negocio de decoración ayudando a la gente a formar un hogar, la veo presentando un programa de tele local en vacías madrugadas, vendiendo ropa en Zara todos los festivos y fiestas de guardar, ayudando a los negritos vestida con sotana blanca, limpiando escaleras limpias, sirviendo copas a borrachos aburridos, pilotando un avión sin alas...
El caso es que el abanico de posibilidades que se abre en mi pantalla de 56' lcd mega power sensation, es inmenso, interminable e inquietante.
Es lo que tiene no haber nacido para algo en concreto, o lo que es lo mismo, no saber muy bien para qué has nacido.
Soy lo que pone en mi currículum porque las circunstancias quisieron en aquel momento que escogiera ese camino. Pero como digo, cada tantos meses, aparece la nebroa todoterreno que, de tantas ganas que tiene de comerse el cielo y de morir de gula, empieza a ver visiones extrañas en el mañana.
Luego todo vuelve a apaciguarse, o eso ha pasado otras veces, pero mientras tanto, no consigo quitarme de la cabeza las imaginarias escenas contadas!

Y ya ves, en definitiva todos estos pensamientos no sirven para nada, porque en realidad, yo para lo que nací fue para ser RICA!

6 comentarios:

I came dijo...

quizás porque naciste para ser Rica...pero por desgracia, a veces , eso que llega al final de mes, es el verdadero impedimento dequ etodas esas imaginerías no se hicieran alguna vez realidad.....

El buscador de miradas dijo...

Deberíamos nacer con un botón que pusiera "Reset", y cada cierto tiempo reiniciar.

Daeddalus dijo...

Y lo eres, rica... al menos en ilusiones, sueños y deseos, que al fin y al cabo es lo que nos hace enfrentarnos al espejo con una sonrisa aunque no nos permitan dejar de llegar jodidos a fin de mes.

Nebroa dijo...

'Icame', supongo que eso es lo que me digo para no hacer todo aquello que querría, pero la verdad es que...qué me lo impide? creo que el motivo es que me sobra 'comididad'
Buscador, creo ue sirve la misma respuesta, qué nos impide reiniciarnos? por qué no crear ese botón nosotros mismos?
Daed, creo que es lo que más odio en el mundo, vivir pendiente del final de mes... Quién coño inventó este sistema? con lo bien que estábamos en los árboles! :s

paolo futre dijo...

cuantas veces habré tenido yo ese mismo pensamiento,¿seré un cobarde?

I came dijo...

si los motivos los sabemos..el problema son las acciones