lunes, 29 de diciembre de 2008

No eres tú lo que quiero

No me llames
No quiero tus palabras vacías de sentimientos
No quiero mentiras
Ni palabrería con objetivos marcados
No quiero favores
No quiero lo que me das
No tienes nada que pueda enriquecer mi futuro
Sólo eres un hombre buscando camas donde acostarse…
No quiero tus abrazos desnudos
No quiero perseguir tus llamadas
No quiero mendigar un ‘me gustas’
No quiero lo que haces
No quiero lo que muestras
No quiero esa parte de mí que te busca
No me gusto buscándote
No me quiero persiguiéndote
No me encuentro cuando me repito
No quiero vivir esperando
Sólo eres unos labios que quieren mojarse…
Prefiero la soledad absoluta
A la compañía sin intensidad

3 comentarios:

LaVidaSobreElAgua dijo...

" Prefiero la soledad absoluta
A la compañía sin intensidad"

Y si hace falta, salir a la calle a gritarlo...

Hécuba dijo...

Me gusta.Mucho. Tiene mucha fuerza, aunque supongo que tú hubieses preferido no tener que escribirlo, o quizá haya sido mejor así porque como dices es mejor la soledad absoluta a la compañía sin intensidad.

Nebroa dijo...

Hola de nuevo Hécuba! Tiene fuerza, y así lo escribí, casi gritándolo.
La última frase es, por fin, uno de mis perseguidos lemas, y ahora, ya puedo cumplirlo
Gracias por pasear por esta orilla ;)