lunes, 29 de diciembre de 2008

El abismo o la desesperanza


Las piedras del camino pesan en mis tacones
el sol se ha escondidosólo la lluvia
se derrama sobre mi cara
y las fuerzas se quedaron encerradas

Ya no busco ni siento
Ya no escalo ni asciendo
Caen en picado las rocas
sobre mi espalda brota la sangre

He esperado tanto tiempo moviéndome
que ni siquiera queda sudor en mis brazos
la sombra me persigue incansable
y se acuesta a mi lado saltando

Las cuerdas apresan mi alma
Los lazos son de esparto trenzado
Se apagó la chispa del pasado
ya no duermo ni dormida

Llévame contigo al otro lado
Deja descender a la muerte
Dile que me busque en la nada
Descansa mi alma esperando

No hay comentarios: